¿Para qué sirve una mesa?

mesas recicladas

Según la RAE, la mesa es un “Mueble compuesto de un tablero horizontal liso y sostenido a la altura conveniente, generalmente por una o varias patas, para diferentes usos, como escribir, comer, etc.”​.

La función principal de este mueble hoy en día es servir de soporte para el consumo de alimentos, así como plataforma de trabajo para según qué oficios. Sin embargo, hay otros usos colaterales como son los juegos de mesa.

La costumbre de comer sobre la mesa es relativamente nueva y, si nos remontamos a la época griega, vemos que no utilizaban la mesa con este fin sino que lo hacían sentados en una banqueta (de ahí viene la palabra “banquete”). Los romanos, por su parte, comían de costado tumbados sobre una litera.

En la tradición greco-romana las mesas tenían, principalmente, una función litúrgica, además de ser utilizadas para el comercio y la industria, y en el ámbito doméstico.

En la época del renacimiento, las mesas eran muy inestables, y solían estar flanqueadas de largos bancos, ya que las sillas y taburetes eran muy escasos.

Es durante los siglos XVII y XVIII cuando surgen numerosos tipos de mesa, incluyendo las mesas para tomar el té.

A principios del siglo XIX aparecen dos nuevos tipos más: la mesa con un pedestal central y la mesa de sofá. Las largas mesas de comedor vuelven a ser populares. También abundan las pequeñas de escritorio.

Hoy en día distinguimos diferentes tipos de mesa:

  • Mesa camilla. Mesa, generalmente redonda, aunque también puede ser rectangular o cuadrada, con bastidorpara colocar el brasero en el centro. Se suele colocar en el centro del salón y se cubre con faldas.
  • Mesa libro. Mesa cuyo tablero se pliega por la mitad y se gira para ocupar la mitad del espacio.
  • Mesa extensible. Mesa con tablero partido por la mitad que se asienta sobre rieles. El tablero se separa si es necesario y se inserta en el centro un suplemento de madera. Se trata de una mesa polivalente que puede ampliarse en situaciones excepcionales; por ejemplo, si se reciben visitas. El añadido se disimula al colocar encima el mantel.
  • Mesa auxiliar. Mesa de pequeñas dimensiones que se utiliza para posar objetos de forma temporal o en caso de necesidad. Sirve de apoyo a las mesas principales. Se sitúa en los pasillos, esquinas o junto a los sillones. En ocasiones, se presentan juegos de mesas auxiliares de diferentes tamaños que se guardan una debajo de la otra y se despliegan si las circunstancias lo requieren.
  • Mesa de juego. Mesa con tapeteque se utiliza para jugar a las cartas. Tiene cajones en los que se guardan las barajas, fichas y material para apuntar. En ocasiones, presenta ceniceros incrustados. Como se les da un uso esporádico, generalmente, son plegables.
  • Mesa de billar. Mesa especialmente adaptada para la práctica de ese juego, cubierta por un tapete y con amortiguadores. También suele tener una serie de pistas en metal en su interior para conducir las bolas de billar desde los agujeros o troneras hasta el estante.
  • Mesa de despachoescritorio. Mesa amplia y de buena calidad utilizada para las labores de despacho. Tiene cajón o cajones tan solo por uno de los lados.
  • Mesita de luzmesillavelador. Mesa de pequeño tamaño que se coloca al lado de la cama. A veces sirve de soporte para una lámpara.
  • Mesa de ordenador. Mueble sobre el que se coloca el ordenador. Sobre el tablero superior se sitúa la pantalla y algunos periféricos y en una repisa inferior el CPU y la impresora. Cuenta también con bandeja extraíble para colocar el teclado.
  • Banco de trabajo. Un banco de trabajo es una mesa acondicionada para realizar, sobre ella, un trabajo específico.
  • Trinchante o trinchero. Mesa que se encuentra en los comedoresy se utilizaba para trinchar la carne. Generalmente, se trata de un mueble largo y estrecho que se coloca junto a la pared.
  • Pupitre.  (*)

La mesa es más que un mueble, es una invitación a compartir, a sentarse juntos, hablar, comer, trabajar en unión. No es excluyente, a diferencia de otros muebles como la cama, donde, como mucho, caben dos.

¿A qué esperas para encontrar la tuya y compartirla? Aquí podrás encontrar nuestra opción más sostenible de mesas recicladas.

* (Fuente de tipos de mesa: Wikipedia)

Camino del 360º en la decoración sostenible y el interiorismo ecológico

house-2606818_640-min

Pensando en un 360º de la decoración sostenible y el interiorismo ecológico, ¿cuál es el mayor reto al que nos enfrentamos? Está claro que la gestión eficiente del agua o la orientación de la casa y su aislamiento pueden ser los protagonistas principales cuando nos ponemos a pensar en cómo construir una vivienda idealmente sostenible.

El tema del agua es especialmente crítico en países de clima cálido y con pocos recursos hídricos. España se enmarca en este perfil y ya hemos visto hace muy poco cómo las condiciones meteorológicas no ayudan cuando, encima, hay quien quiere causar daño a las personas y al medioambiente.

De todas formas, existe una normativa comunitaria que nuestro país incumple*.

El segundo tema principal al que hacíamos referencia es el de la orientación de la vivienda, ¿qué ocurre cuando no somos conscientes de esto cuando alquilamos o compramos una casa? En muchas ocasiones el no haber planificado este tema previamente, repercute en un recibo de luz o calefacción más alto del que nos gustaría. Para esto último hay novedades, ya que ya hay empresas que se dedican a construir casas que giran según la orientación del sol. Desde la empresa andaluza Sunhouse han tratado de eliminar estos problemas de orientación, al crear una casa sostenible que gira a la que han bautizado Sunhouse360º. Una vivienda inteligente que posee un sofisticado sistema domótico de giro sobre su propio eje que le permite adecuar el confort térmico a cada momento del día.

casa que gira-min

La casa a la que hacemos referencia permite un ahorro de hasta el 70% en el consumo energético frente a una casa tradicional, pudiéndose reducir también las emisiones de dióxido de carbono en cifras que pueden alcanzar el 68%. Para terminar de completar el aspecto sostenible de esta vivienda, la casa Sunhouse360º dispone también de dos captadores solares que pueden ayudar el recibo eléctrico para calentar el agua sanitaria hasta en un 80%.

Lo que esta claro es que todavía queda mucho por hacer y por considerar como normales cosas que, de momento, consideramos excepciones.

 *(La Directiva 2000/60/CE por la que se establece un marco comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas entró en vigor el 22 de diciembre del 2000).

Cómo hacer un cabecero con un tablero de DM

cabecero-diy-madera-moldura-chalk-paint-21-min

Lo último que yo quería era tener una cama debajo de una ventana. No sólo porque según el Feng Shui va fatal, sino porque poniéndola ahí me tocaba lidiar con una columna y salvar un radiador. Pero era eso o que #laniña se quedase sin escritorio. Al final lo resolvimos muy bien, tanto que ahora además de cabecero hay un sitio extra para almacenaje.

Si quieres seguir todo el proceso, en el tutorial de hoy vas a aprender no sólo a hacer un cabecero-armario DIY, sino a integrarlo en una columna:

Antes de seguir, es obligado que este post se lo dedique al #esposo porque es quien lo ha construido. Yo le conté mi idea, pero fue él quien compró la madera, le dio instrucciones al carpintero para cortar las piezas, sudó taladro en mano para montarlas y se le ocurrió poner imanes en la puerta en lugar de bisagras.

# 1. Empezando por el principio: tengo que poner un cabecero en una esquina y no puedo quitar una columna.

Esta era la situación de la que partía. Había una columna que ocupaba un tercio del espacio destinado al cabecero. No podía moverla, así que tocaba echarle imaginación e inspiración:

Que me llegó cuando ví el modelo Brimnes de Ikea (aquí). El #esposo lo copió adaptándolo a nuestras circunstancias: la parte delantera la hizo con un tablero de aglomerado o DM que iba desde la pared hasta el extremo del canapé. Para cubrir el ancho de la columna construyó una estructura rectangular que se pudo aprovechar para almacenaje colocándole una balda:

 

# 2. Siguiente hándicap: hay un radiador en el otro extremo y tampoco puedo quitarlo.

 

No bastaba con la columna, en medio de la pared había un radiador. Si mi idea hubiese sido dejar el espacio para almacenaje abierto ni lo habría pensado, pero el problema era que yo quería que estuviese cerrado para que se viese recogido. 

Imposible poner bisagras o cajones porque no abrirían. Pero una vez más el #esposo tuvo una idea sencilla y eficaz: sujetar la puerta con imanes:

 

La cierras con un clic:

La abres con un clac:

# 3. Final feliz: cómo convertí un tablero de DM en un cabecero de tablas vintage: 

Cuando el #esposo acabó con la parte técnica, llegó mi turno: decorarlo.

Sería de color blanco para que quedase integrado con la columna y porque la nota de color está enfrente (la zona de estudio) con el papel de pared, los cajones-estantería (aquí), el flexo de su padre (aquí), la bandeja-pizarra magnética (aquí) y muchas más cosas.

Lo primero que hice fue pintar el tablero de DM o aglomerado de color blanco. Podría haberlo dejado así, pero quedaba demasiado sosaina. Así que volví a la carpintería de mi barrio, pedí que me cortasen seis tablas del mismo material y las pinté de blanco también:

Para pegarlas al tablero no me compliqué y utilicé un adhesivo que me mandaron este verano y con el que he quedado muy satisfecha: “No más clavos”, de Pattex. No huele, no mancha, tiene una textura cremosa muy cómoda de aplicar y lo más importante: funciona, vaya si lo hace:

Las pegué al tablero y les coloqué peso encima para que hiciese más efecto (aunque en las instrucciones de uso ponía que no hacía falta, pero yo como para esto soy muy aprensiva, no quise arriesgarme a hacerle un chichón a #laniña con una tabla suelta):

Así quedó con las tablas pegadas. Bonito pero le falta algo ¿No crees?

Con este rebaje para salvar el zócalo tengo una anécdota muy entrañable: no me acordé de decirle al carpintero que lo hiciese, así que cuando me puse a pegar la tabla me encontré con esa sorpresa. El #esposo no estaba y yo quería acabar de una vez, así que serrucho (se-rru-cho, ojo) en mano me subí a la mesa de la cocina, puse la tabla bajo las rodillas para sujetarla mejor, me calcé los guantes de cocina (para no cortarme si me resbalaba la herramienta) y lo hice yo misma. Me costó mucho esfuerzo y sudor, pero me sentí muy orgullosa de mí misma:

Como te decía, el cabecero había quedado bonito pero sosete, le faltaba algo. Acudió en mi ayuda el padre del #esposo, que lo guarda todo y es un amor porque me tiene muy consentida y me da todo lo que le pido. Incluida esta moldura de la mesilla de noche de la habitación de soltero del #esposo. Doble emoción por lo vintage y por venir de donde venía:

Irreconocible después de pintarla:

Esto ya es otra cosa ¿Verdad?

Así es cómo luce en su puesto:

Además de lo decorativo, este almacenaje viene de lujo. Ilusa de mí, pensaba que #laniña podría guardar allí su libro después de leer por la noche y alguna cosita más:

Mejor lo cierro ¿No te parece?

Ya sabes, si tienes un hueco imposible prueba con un DIY. ¡Saldrás ganando!

 

(Blanca, te dejo las llaves debajo del felpudo)

 

P.D.: Post patrocinado por Pattex.

 

 

 

Las antitendencias

medio ambiente

A veces, cuando nos paramos a reflexionar sobre el mundo que nos ha tocado en suerte, nos damos cuenta de que aceptamos como normales actitudes y formas de vivir que no tienen mucho sentido.

 

Nos está tocando vivir en una sociedad consumista donde casi todos los productos están fabricados en el tercer mundo, de principio a fin…Un mundo en el que, en pleno siglo XXI, aparecen corrientes (normalmente desde EEUU) que nos dicen que el cambio climático es una farsa como otra cualquiera. El país más poderoso del mundo tiene un presidente que ha sacado a EE UU del Acuerdo de París porque ha considerado que el calentamiento global un engaño que intenta combatir desde 2009 (menos mal que no se le ha dejado hacerlo antes).

 

Los más afortunados vivimos en un primer mundo insolidario en el que el consumismo exacerbado sigue patente mientras hay que millones de personas que mueren de hambre en otras partes de la tierra…

 

Por eso queremos hacer un llamamiento a la cordura y hacer de las antitendencias las banderas del futuro.

 

El término tendencia , que según la RAE tiene la acepción de “Idea o corriente, especialmente de tipo religioso, político o artístico, que se orienta en determinada dirección.” Se utiliza mucho en el sector de la moda o la decoración y es desde ahí desde donde nosotros podemos empezar contribuir a un mundo mejor para nosotros y para generaciones venideras.

 

Las antitendencias del reciclaje, el upcycling, la economía colaborativa y la economía circular deberían ser las verdaderas tendencias del verano, otoño, invierno y primavera, defendidas por gobiernos y personas. ¡Pongamos de nuestra parte para hacer el cambio que deseamos!

 

Artilujos en el #RecyclingMarket

20170603_105548-min

Un año más Ecoembes celebró el día del MedioAmbiente por todo lo alto y Artiujos no se lo quiso perder. El reciclaje y la sostenibilidad fueron el centro en un fin de semana cargado de buen rollo y planes para todas las edades.

Los días 3 y 4 de Junio el palacio de Santa Bárbara fue el centro del fin de semana más verde del año: comida ecológica, cerveza artesana, talleres para construir instrumentos formaron el escenario perfecto para un mercado en el que artesanos de todos los sectores pudimos exponer nuestros productos.

Aquí os dejamos una selección de fotos de lo que fue para nosotros este fin de semana.

20170603_105548-min 20170603_124909-min 20170603_135948-min 20170604_130213-min 20170604_140810-min 20170604_140825-min 20170604_140852-min 20170604_140905-min 20170604_141239-min-1 20170602_184641-min 20170603_130114-min 20170603_145146 (1)-min 20170604_171103-min20170604_140834 (1)-min (1) 20170604_143441-min

Recycling Market 3 y 4 de Junio

video recycling market-min (1)

 

Un año más, con motivo del Día Internacional del Medio AmbienteEcoembes organiza diferentes actividades para celebrarlo. El Recycling Market vuelve con toda la fuerza y la energía que nos da contar con tan buenos partners para seguir defendiendo el reciclaje y la sostenibilidad. Artilujos, por tanto, estará presente en un stand en el que podréis ver y comprar artículos de decoración sostenibles.

 

Se celebrará durante los días 3 y 4 de Junio y, al igual que en 2016, tendrá lugar en el Palacio de Santa Bárbara (C/Hortaleza 87), con el siguiente horario: Sábado de 11:00h-21.00h y Domingo de 11:00-18:00h. Si necesitas más información sobre la localización, pincha aquí.

 

Habrá talleres para niños y una zona chill out para disfrutar de comida orgánica y cerveza artesana.

¡Venid a visitarnos!

La nueva vida de un viejo flexo con un trozo de madera

flexo-pinza-reciclado-lampara-mesa-diy-06-min

Si mi padre me oye llamarle trozo de madera a la base maciza de cerezo que talló con sus propias manos con una gubia y un formón, deja de hablarme para los restos.

Pero es la forma más sencilla que se me ocurre para describir cómo convertí un viejo flexo en una lámpara de lectura: sustituyendo la pinza que lo sujetaba a la mesa por una base de madera DIY:

flexo-brazo-articulado-reciclado-lampara-mesa

Después de cambiar la habitación de #laniña y que tuviese su espacio para hacer los deberes (aquí), el siguiente paso fue buscar una buena iluminación.

El #esposo y yo nos pusimos en plan abuelos cebolletas recordando los flexos con los que estudiamos y descubrimos que los dos utilizamos el mismo modelo. El suyo amarillo y el mío rojo, pero ambos de brazo articulado y con una pinza para sujetarlo a la mesa.

En ese momento se me encendió la bombilla (nunca mejor dicho): podía recuperar la lámpara de trabajo del #esposo para el escritorio de #laniña.

A los pocos días lo tenía en mis manos gracias a su padre, que lo había guardado todos estos años. Una pieza vintage auténtica, con un diseño funcional que no pasará nunca de moda y un amarillo súper alegre.

Sólo lo limpié a fondo, no toqué nada de la pintura porque los (pocos) desconchones que tiene le dan aún más valor:

Sólo quedaba el detalle de cómo sujetarlo a la mesa, porque no tiene ni un solo saliente donde encajar la pinza.

La solución era hacerle una base que fuese capaz de aguantar el peso y el movimiento del flexo.

Por suerte tengo a mi padre, que hace magia con la madera. Le conté lo que quería y  me trajo esta obra de arte, con el precioso detalle de los bordes y la flor de agua tallados a mano:

flexo-brazo-articulado-reciclado-lampara-mesa

Su tamaño y forma lo determinó el largo del brazo de la lámpara (97 cm.) y su medio kilo de peso:

Esto le obligó a preparar una pieza rectangular de madera de cerezo de 40 cm. de longitud, 25 cm. de ancho y 4,5 cm. de grosor:

En total unos 2,5 kilos de lámpara que por suerte sólo hay que deslizar sobre la mesa, porque si tuviésemos que acarrearla acabaríamos deslomados y/o decapitados con ese brazo loco y asesino.

Porque para que gire con facilidad, mi padre hizo un agujero en la madera e introdujo un rodamiento de 10 mm., sobre el que dicho brazo se mueve en cualquier dirección empujándolo sólo con un dedo:

 

Y no sólo eso, sino que además puso una arandela de metal en la parte superior para que la madera no se desgaste con el roce:

En fin, un montón de detalles que aseguran que este reciclaje durará muchos años. Me gusta porque además de recuperar un objeto con historia, #laniña va a tener un recuerdo de su padre y de su abuelo para toda la vida. Supongo que será cosa de la edad, pero yo esas cosas las valoro cada vez más.

La única preocupación de mi padre era si la base era demasiado grande y estorbaba, pero al final le hemos dado una doble utilidad poniéndole encima el bote de los lápices (tallado a mano por él también):

flexo-brazo-articulado-reciclado-lampara-mesa


¿Qué te parece cómo ha quedado? ¿Tuviste o tienes uno como este?

Te adelanto que esta no es la única colaboración que hemos hecho mi padre y yo relacionada con los flexos. En breve te enseñaré cómo reciclamos el mío y lo convertimos en… (mejor lo ves por tí mismo/a, que una imagen vale más que mil palabras).

 

¡Se muy feliz y disfruta del sol!

(Blanca, te dejo las llaves debajo del felpudo)

 

 

 

Estanterías con alma

Estantería montañas

Cuando en otras ocasiones hemos hablado sobre estanterías en este blog, lo hemos hecho para comentaros las ventajas de utilizar cajas para organizar el espacio. Sin embargo, hoy vamos a dedicar esta publicación para hablar de estanterías de pared. Del mismo modo que las cajas de madera, todas ellas están fabricadas en talleres que dan empleo a personas en riesgo de exclusión social, a partir de madera de palés reciclados.

 

Estantería rinconesMedidas: 40 cm, 20 cm

Estantería rincones

 

Estanterías Montañas: Medidas: 40 cm (hasta el pico más alto), 14 cm de profudidad, 90 cm de largo.

 

Estantería montañas

 

Estantería simple: Las medidas son 21 cm de ancho, 60 cm de largo y la cuerda mide 50 cm.

estantería simple

Estantería triple: Medidas: 21 cm ancho, 60 cm largo. Entre balda y balda hay 30 cm.

estantería triple

 

Si notas que no tienes espacio y necesitas estanterías piensa en estas cuatro baldas y así serás un poco más sostenible y social.

Nuestro artículo sobre innovación y reciclaje en Diario Responsable

innovación y reciclaje

Estamos muy contentos porque Diario Responsable ha publicado nuestro artículo Innovación y ciudadanía a favor del reciclaje:

Cuando hablamos de innovación y la relacionamos con la sostenibilidad, intentamos poner el acento en todo lo que se puede mejorar respecto al reciclaje, ecodiseño y disminución de residuos.

Eco-innovación o Innovación ecológica es el desarrollo de productos y procesos que contribuyen a la sostenibilidad, aplicando conocimientos y estrategias comerciales para generar mejoras ecológicas directa e indirectamente. (Fte: Wikipedia)

Es un hecho que España está haciendo un gran esfuerzo en lo que a reciclaje de envases, vidrio, plástico y papel se refiere, ya que hay unas entidades detrás, como son ecoembes o ecovidrio, que alientan, supervisan y controlan todo un proceso de concienciación y de reciclaje en sí mismo. Pero es que, además de estas entidades, existen otros SIG (Sistemas Integrales de Gestión) que supervisan todo el proceso de transporte, el tratamiento, la reutilización y/o el reciclaje de muchos objetos como son las bombillas, las pilas, los productos sanitarios, electrodomésticos, etc. Estos SIG no son tan conocidos pero su labor es imprescindible para conseguir el objetivo de reciclaje obligatorio del 70% de los residuos urbanos de aquí a 2030, que fijó La Comisión Europea a finales de octubre de 2016.

Ante la perspectiva de esta decisión de la Comisión Europea, los fabricantes, tienen la responsabilidad de utilizar criterios de ecodiseño en la fabricación de sus productos y asumir una correcta gestión ambiental previendo el final de la vida útil de estos aparatos. Tienen la misión de mejorar a través de inversiones en I+D+i, tanto a nivel de prevención como de investigación de materiales y de eliminación de residuos.

Los ciudadanos españoles, por su parte, tenemos una responsabilidad al respecto. No podemos dejar todo en manos de entidades públicas esperando llegar al objetivo fijado por la Unión Europea sin un esfuerzo por nuestra parte.

Como consumidores podemos colaborar eligiendo, por ejemplo, aparatos con la etiqueta de eficiencia energética europea más alta. Debemos, igualmente, seguir realizando una separación de residuos inteligente y minuciosa tanto de lo que ya se está haciendo, como es el plástico, papel y cartón, como del aceite usado, las pilas o los aparatos electrónicos. Tendremos que salvar la pereza que nos puede dar acudir a un punto limpio de nuestra ciudad para poder llevar estos objetos y concienciar a nuestros hijos de que eso es lo correcto.

Educar en el ejemplo es otro de nuestros retos como ciudadanos, porque el objetivo se ha fijado hasta 2030 y tenemos que conseguir que los pobladores de la tierra que están por venir sean mejores que nosotros a este respecto. Las generaciones que vienen tienen en sus manos la obligación de conseguir un mundo mejor para ellos y para los habitantes futuros del planeta.

En este sentido, la puesta en marcha de políticas de comunicación y educación ambiental es fundamental.

Aunque, por suerte el consumidor se está concienciando y exige a las empresas un liderazgo claro para hacer sostenible el actual sistema de consumo. Juntos podemos conseguirlo.

 

 

 

 

 

Cómo hacer un estante con una caja de vino reciclada

caja de vino reciclada

Hola, me llamo Sonia y hoy es mi primer día en Artilujos. Tengo un blog, Pica Pecosa, y estoy muy emocionada (y también un poco nerviosa, tengo que reconocerlo) porque Blanca me ha abierto las puertas de su casa. Bueno, más que abrírmelas, me ha dado una copia de las llaves.

Que eso son palabras mayores. No es que me haya invitado a tomar un café o a cenar y luego si eso ya vemos. Me da que no va con ella. Blanca dijo “mi casa es tu casa” con una confianza en mí que muchas veces ni siquiera yo misma tengo y me dejó mirando con los ojos estrábicos y la boca torcida que ponía Lina Morgan. Es lo que tienen las redes sociales, que haces amigos y encuentras personas fantásticas con intereses muy parecidos a los tuyos.

Así que aquí me tienes dispuesta a devolverle el favor a mi nueva amiga de la forma que mejor se me da: enseñándote a reciclar cosas que tienes a tu alrededor, para que les des una segunda oportunidad antes de tirarlas. Me pasaré una vez al mes con un tutorial o inspiración para darles una nueva vida, y de paso echarle una mano al medio ambiente.

El DIY (do it yourself / hazlo tú mismo) con el que inauguro esta sección es un homenaje a las cajas de madera que se venden en la web (aquí), porque en él te cuento cómo reciclar dos cajas de vino con chalk paint y papel pintado para transformarlas en estantes:

Hace tiempo contaba en mi blog que este año #laniña ha empezado a tener deberes del cole, así que le preparé un espacio en su habitación para que tuviese un sitio fijo donde hacerlos y no anduviese dando vueltas por casa con la mochila a rastras y retrasando el momento de ponerse con ellos porque no tiene dónde.

Fabriqué un escritorio con un tablero y dos cajoneras de Ikea y lo delimité visualmente con un papel pintado en la pared. Es el mismo con el que forré la trasera de su estantería reciclada (aquí) y que #laniña había escogido en Modacasa Oviedo:

La mesa tiene 1,67 x 60 cm., pero puedes ver que al ritmo que llevaba poniendo cuquiteces encima de ella, se quedaba sin sitio para abrir un cuaderno antes de empezar la tercera evaluación.

Fue por eso que se me ocurrió lo de los estantes. Pensé en reciclar cajas de vino porque son lo suficientemente grandes para poner sus cositas, pero no tanto como para agobiar y empequeñecer el espacio.

Además, al pintarlas de blanco por dentro y forrar el exterior con el mismo papel de la pared quedan disimuladas y parece que no sobresalen tanto:

El proceso para hacerlos es sencillo y poco laborioso. La base de la que partí son dos cajas de madera, de esas donde vienen las botellas de vino:

Las limpié y se las llevé a mi padre para que les pusiese dos pletinas en la parte de atrás para sujetarlas a la pared:

No me acordé de preguntárselo, pero tiene toda la pinta de que las hizo él mismo con un trozo de metal. Sobresalen por encima, pero fue la única forma que encontró para colgarlas y que quedasen pegadas a la pared:

El siguiente paso fue decorarlas. No las lijé ni les di una imprimación previa, ni nada. Las pinté con chalk paint Blanco Antiguo por dentro y también el borde exterior, porque aunque iba a cubrirlo el papel, así disimularía si no llegaba a algún sitio y no se vería la madera:


Pegué el papel pintado con cola blanca y quedó perfecto:

Para que las clavijas no dañasen la pared, tapé la trasera con dos folios de papel blanco reciclado (si pones lo escrito para dentro, no transparenta), pegados con cola blanca también:

Y ya tienes listo tu estante-caja. Es increíble el cambio que llevan sólo con la pintura y el papel:

Otra ventaja que tiene este sistema de almacenaje es que puedes aprovechar el espacio poniendo cosas dentro y encima de las cajas:

¡Y que sale muy barato y te llevas la satisfacción de haberlo hecho con tus propias manos!

Nos vemos en la próxima y hasta entonces te digo lo de siempre, si te animas a hacer este DIY estaré encantada de ver qué tal te ha quedado.

Y agradecer de nuevo a Blanca que me haya permitido entrar en su casa y conocerte, ha sido un verdadero placer.

 

 

(Blanca, te dejo la llave debajo del felpudo).