La puerta mágica de El Ratoncito Pérez

puerta ratón pérez-min

Hoy en Artilujos nos ponemos mágicos y venimos a recordaros a muchos de vosotros de dónde viene la tradición de “El Ratoncito Pérez”. Desde pequeños sabemos quién es pero, cuando crecemos, no nos preocupamos tanto por su origen y no sabemos si es una tradición exclusivamente española o si, por el contrario, este personaje lleva sus regalos a otras partes del mundo.

Se le reconoce como “Ratoncito Pérez” en los países hispanohablantes, con la excepción de algunas regiones de México y Perú, donde se le llama “el Ratón de los dientes”. En cambio, en ArgentinaChileColombiaEcuadorPanamáUruguay y Venezuela, simplemente “El Ratón Pérez”. Algunas versiones del Ratoncito Pérez le han añadido como nombre de pila: Odón.

En Francia se le llama “Ratoncito” (la petite souris), en Italia se le conoce como “Topolino”, “Topino” (Ratoncito) o “Fatina” (Hadita) y en los países germanos, el “Hada de los dientes” (Tooth Fairy). En España se llama Ratoncito Perez y en otras partes de España, como en Cataluña es “l’Angelet” (el Angelito), en el País Vasco -sobre todo Vizcaya-, es “Maritxu teilatukoa” (Mari la del tejado) o en Cantabria es “L´Esquilu de los dientis” (La Ardilla de los dientes). En algunos lugares es tradición tirar los dientes de los niños a los tejados de las casas.

El origen más probable del ratoncito y su enlace con un hada proviene de un cuento francés del siglo XVIII de la baronesa d’AulnoyLa Bonne Petite Souris (El Buen Ratoncito). Habla de un hada que se transforma en un ratón para ayudar a derrotar a un malvado rey, ocultándose bajo la almohada del mismo, tras lo cual se le caen todos los dientes.

Placa conmemorativa en el mismo lugar donde el padre Luis Coloma situó la vivienda del Ratoncito Pérez, en la Confitería Prast de la calle Arenal número 8 de Madrid.

En España, su introducción a la mitología infantil se ha atribuido a Luis Coloma (autor también de Pequeñeces o Jeromín), cuando hacia 1894 pidieron al jesuita que escribiera un cuento para el futuro rey Alfonso XIII, que entonces tenía 8 años, y al que se le cayó un diente. Sin embargo, en la novela de Benito Pérez Galdós La de Bringas,2 escrita en 1884 y ambientada en 1868, el autor compara a un personaje, Francisco Bringas, avaro y tacaño, con el ratoncito Pérez, luego debía ser popular para el público ya antes del cuento del padre Coloma. *(Fuente: Wikipedia).

puerta del ratón pérez-min

Nosotros tenemos su puerta, por la que accede a las casas de los niños españoles para recoger sus dientes y dejarles regalos. Es una puerta, a su vez, especial ya que está fabricada con maderas recicladas en un taller que da empleo a personas en riesgo de exclusión social.

Algunos de nuestros niños felices…

 

puerta del raton sergio-min (1)final1494069750020-min

 

 

 

Decoración para habitaciones infantiles

Claudia cajas de madera

Un cuarto infantil tiene que ser tan cómodo y acogedor como alegre y divertido.

Los niños necesitan su espacio para soñar, jugar, descansar y dar rienda suelta a su creatividad.

Aquí os vamos a mostrar algunas ideas sostenibles para la habitación de los más pequeños de la casa.

Hay pocas cosas que a los niños les guste más que dibujar y colorear. Para ellos unas mesitas de colores fabricadas con palets, con forma de animal y pie de forja puede ser una buenísima solución de mesa práctica, que, además, alegre la habitación.

mesas recicladas

La cantidad de cuentos, juegos de mesa, coches , muñecos, clics, etc que pueden acumular los niños a veces se hace insostenible. Para ellos una solución de cajas de madera apilables puede ser la mejor opción. Si, además, las cajas son en color rojo, conseguimos ese toque especial que diferencia una habitación infantil de otras estancias de la casa.

cajas rojas cuarto niños-min

Figuras fabricadas con cartón o Letras gigantes fabricadas a partir de palets de madera (éstas últimas, además, pueden hacer las veces de taburetes) pueden ser el perfecto complemento decorativo de una habitación infantil.

canguro-min

 

letra recicladaY lo que no puede faltar nunca es…¡la puerta mágica de El Ratoncito Pérez! No vaya a ser que se les caigan las dientes y el ratón no tenga un acceso directo para poder dejar los regalos!

puerta del raton perez-min (1)