Cómo hacer un cabecero con un tablero de DM

cabecero-diy-madera-moldura-chalk-paint-21-min

Lo último que yo quería era tener una cama debajo de una ventana. No sólo porque según el Feng Shui va fatal, sino porque poniéndola ahí me tocaba lidiar con una columna y salvar un radiador. Pero era eso o que #laniña se quedase sin escritorio. Al final lo resolvimos muy bien, tanto que ahora además de cabecero hay un sitio extra para almacenaje.

Si quieres seguir todo el proceso, en el tutorial de hoy vas a aprender no sólo a hacer un cabecero-armario DIY, sino a integrarlo en una columna:

Antes de seguir, es obligado que este post se lo dedique al #esposo porque es quien lo ha construido. Yo le conté mi idea, pero fue él quien compró la madera, le dio instrucciones al carpintero para cortar las piezas, sudó taladro en mano para montarlas y se le ocurrió poner imanes en la puerta en lugar de bisagras.

# 1. Empezando por el principio: tengo que poner un cabecero en una esquina y no puedo quitar una columna.

Esta era la situación de la que partía. Había una columna que ocupaba un tercio del espacio destinado al cabecero. No podía moverla, así que tocaba echarle imaginación e inspiración:

Que me llegó cuando ví el modelo Brimnes de Ikea (aquí). El #esposo lo copió adaptándolo a nuestras circunstancias: la parte delantera la hizo con un tablero de aglomerado o DM que iba desde la pared hasta el extremo del canapé. Para cubrir el ancho de la columna construyó una estructura rectangular que se pudo aprovechar para almacenaje colocándole una balda:

 

# 2. Siguiente hándicap: hay un radiador en el otro extremo y tampoco puedo quitarlo.

 

No bastaba con la columna, en medio de la pared había un radiador. Si mi idea hubiese sido dejar el espacio para almacenaje abierto ni lo habría pensado, pero el problema era que yo quería que estuviese cerrado para que se viese recogido. 

Imposible poner bisagras o cajones porque no abrirían. Pero una vez más el #esposo tuvo una idea sencilla y eficaz: sujetar la puerta con imanes:

 

La cierras con un clic:

La abres con un clac:

# 3. Final feliz: cómo convertí un tablero de DM en un cabecero de tablas vintage: 

Cuando el #esposo acabó con la parte técnica, llegó mi turno: decorarlo.

Sería de color blanco para que quedase integrado con la columna y porque la nota de color está enfrente (la zona de estudio) con el papel de pared, los cajones-estantería (aquí), el flexo de su padre (aquí), la bandeja-pizarra magnética (aquí) y muchas más cosas.

Lo primero que hice fue pintar el tablero de DM o aglomerado de color blanco. Podría haberlo dejado así, pero quedaba demasiado sosaina. Así que volví a la carpintería de mi barrio, pedí que me cortasen seis tablas del mismo material y las pinté de blanco también:

Para pegarlas al tablero no me compliqué y utilicé un adhesivo que me mandaron este verano y con el que he quedado muy satisfecha: “No más clavos”, de Pattex. No huele, no mancha, tiene una textura cremosa muy cómoda de aplicar y lo más importante: funciona, vaya si lo hace:

Las pegué al tablero y les coloqué peso encima para que hiciese más efecto (aunque en las instrucciones de uso ponía que no hacía falta, pero yo como para esto soy muy aprensiva, no quise arriesgarme a hacerle un chichón a #laniña con una tabla suelta):

Así quedó con las tablas pegadas. Bonito pero le falta algo ¿No crees?

Con este rebaje para salvar el zócalo tengo una anécdota muy entrañable: no me acordé de decirle al carpintero que lo hiciese, así que cuando me puse a pegar la tabla me encontré con esa sorpresa. El #esposo no estaba y yo quería acabar de una vez, así que serrucho (se-rru-cho, ojo) en mano me subí a la mesa de la cocina, puse la tabla bajo las rodillas para sujetarla mejor, me calcé los guantes de cocina (para no cortarme si me resbalaba la herramienta) y lo hice yo misma. Me costó mucho esfuerzo y sudor, pero me sentí muy orgullosa de mí misma:

Como te decía, el cabecero había quedado bonito pero sosete, le faltaba algo. Acudió en mi ayuda el padre del #esposo, que lo guarda todo y es un amor porque me tiene muy consentida y me da todo lo que le pido. Incluida esta moldura de la mesilla de noche de la habitación de soltero del #esposo. Doble emoción por lo vintage y por venir de donde venía:

Irreconocible después de pintarla:

Esto ya es otra cosa ¿Verdad?

Así es cómo luce en su puesto:

Además de lo decorativo, este almacenaje viene de lujo. Ilusa de mí, pensaba que #laniña podría guardar allí su libro después de leer por la noche y alguna cosita más:

Mejor lo cierro ¿No te parece?

Ya sabes, si tienes un hueco imposible prueba con un DIY. ¡Saldrás ganando!

 

(Blanca, te dejo las llaves debajo del felpudo)

 

P.D.: Post patrocinado por Pattex.

 

 

 

Cómo hacer un estante con una caja de vino reciclada

caja de vino reciclada

Hola, me llamo Sonia y hoy es mi primer día en Artilujos. Tengo un blog, Pica Pecosa, y estoy muy emocionada (y también un poco nerviosa, tengo que reconocerlo) porque Blanca me ha abierto las puertas de su casa. Bueno, más que abrírmelas, me ha dado una copia de las llaves.

Que eso son palabras mayores. No es que me haya invitado a tomar un café o a cenar y luego si eso ya vemos. Me da que no va con ella. Blanca dijo “mi casa es tu casa” con una confianza en mí que muchas veces ni siquiera yo misma tengo y me dejó mirando con los ojos estrábicos y la boca torcida que ponía Lina Morgan. Es lo que tienen las redes sociales, que haces amigos y encuentras personas fantásticas con intereses muy parecidos a los tuyos.

Así que aquí me tienes dispuesta a devolverle el favor a mi nueva amiga de la forma que mejor se me da: enseñándote a reciclar cosas que tienes a tu alrededor, para que les des una segunda oportunidad antes de tirarlas. Me pasaré una vez al mes con un tutorial o inspiración para darles una nueva vida, y de paso echarle una mano al medio ambiente.

El DIY (do it yourself / hazlo tú mismo) con el que inauguro esta sección es un homenaje a las cajas de madera que se venden en la web (aquí), porque en él te cuento cómo reciclar dos cajas de vino con chalk paint y papel pintado para transformarlas en estantes:

Hace tiempo contaba en mi blog que este año #laniña ha empezado a tener deberes del cole, así que le preparé un espacio en su habitación para que tuviese un sitio fijo donde hacerlos y no anduviese dando vueltas por casa con la mochila a rastras y retrasando el momento de ponerse con ellos porque no tiene dónde.

Fabriqué un escritorio con un tablero y dos cajoneras de Ikea y lo delimité visualmente con un papel pintado en la pared. Es el mismo con el que forré la trasera de su estantería reciclada (aquí) y que #laniña había escogido en Modacasa Oviedo:

La mesa tiene 1,67 x 60 cm., pero puedes ver que al ritmo que llevaba poniendo cuquiteces encima de ella, se quedaba sin sitio para abrir un cuaderno antes de empezar la tercera evaluación.

Fue por eso que se me ocurrió lo de los estantes. Pensé en reciclar cajas de vino porque son lo suficientemente grandes para poner sus cositas, pero no tanto como para agobiar y empequeñecer el espacio.

Además, al pintarlas de blanco por dentro y forrar el exterior con el mismo papel de la pared quedan disimuladas y parece que no sobresalen tanto:

El proceso para hacerlos es sencillo y poco laborioso. La base de la que partí son dos cajas de madera, de esas donde vienen las botellas de vino:

Las limpié y se las llevé a mi padre para que les pusiese dos pletinas en la parte de atrás para sujetarlas a la pared:

No me acordé de preguntárselo, pero tiene toda la pinta de que las hizo él mismo con un trozo de metal. Sobresalen por encima, pero fue la única forma que encontró para colgarlas y que quedasen pegadas a la pared:

El siguiente paso fue decorarlas. No las lijé ni les di una imprimación previa, ni nada. Las pinté con chalk paint Blanco Antiguo por dentro y también el borde exterior, porque aunque iba a cubrirlo el papel, así disimularía si no llegaba a algún sitio y no se vería la madera:


Pegué el papel pintado con cola blanca y quedó perfecto:

Para que las clavijas no dañasen la pared, tapé la trasera con dos folios de papel blanco reciclado (si pones lo escrito para dentro, no transparenta), pegados con cola blanca también:

Y ya tienes listo tu estante-caja. Es increíble el cambio que llevan sólo con la pintura y el papel:

Otra ventaja que tiene este sistema de almacenaje es que puedes aprovechar el espacio poniendo cosas dentro y encima de las cajas:

¡Y que sale muy barato y te llevas la satisfacción de haberlo hecho con tus propias manos!

Nos vemos en la próxima y hasta entonces te digo lo de siempre, si te animas a hacer este DIY estaré encantada de ver qué tal te ha quedado.

Y agradecer de nuevo a Blanca que me haya permitido entrar en su casa y conocerte, ha sido un verdadero placer.

 

 

(Blanca, te dejo la llave debajo del felpudo).

Así vivió Artilujos su #DIYhuntersDay

DIYhuntersDay

El día 18 de Junio tuvo lugar en el Impact Hub Next de Madrid el #DIYhuntersDay, evento que reunió a los mejores blogueros, marcas y expertos del DIY y, por supuesto, a un gran número de amantes del llamado ‘Hágalo usted mismo'(*). Unidad Editorial, al igual que YoDona y Hand Box fueron los encargados de que todo saliera perfecto.

Artilujos estuvo presente en el evento para conocer las tendencias de la decoración y del reciclaje aplicado al DIY.

El día comenzaba con ponencias de algunos de los mejores blogueros de DIY y reciclaje de toda España. Es destacable la intervención de Ecoembes, que habló del DIY enfocado en la reutilización de objetos ya utilizados, minimizando así su impacto en el medio ambiente.

1466239223535-min 1466246090430-min

 

Después de la riquísima comida que allí nos dieron pudimos disfrutar de distintos talleres sobre manualidades y técnicas de decoración.

20160618_121336-min

 

Nosotros acudimos al taller de caligrafía de www.cocoloko.es y ¡nos encantó!

 

IMG_20160619_084437-min

Además, pudimos conocer los trabajos de algunas tiendas como Sonrisas de Papel o Delipapel que vendían sus trabajos en una sala del Impact Hub Madrid.

IMG_20160619_103532-min

 

* Es la práctica de la fabricación o reparación de cosas por uno mismo, de modo que se ahorra dinero, se entretiene y se aprende al mismo tiempo. Es una forma de autoproducción sin esperar la voluntad de otros para realizar las convicciones propias. (Fuente: Wikipedia).

 

 

 

Convierte tus cápsulas de café en imanes para tu nevera

Captura de pantalla 2015-10-11 a la(s) 08.42.45

Las cápsulas de café de aluminio son altamente contaminantes por lo que cada vez hay más conciencia de la importancia de su reciclaje. No sabemos si será por eso que las manualidades con estas cápsulas están cada vez más de moda. El abanico creativo abarca desde collares o llaveros hasta cortinas o murales. Hoy os vamos a contar cómo hacer imanes para la nevera.

Lo primero de todo hay que cortar con un cuchillo la parte plateada con agujeros de la cápsula y limpiarla bien con agua hasta que no quede ni un resto de café. Tendremos preparadas todas las cositas con las que queramos decorarlas como , por ejemplo, purpurina, velitas, abalorios, césped artificial, corazones, lentejuelas ,etc.

cápsula reciclada

 

Rellenaremos las cápsulas, limpias y secas, de silicona. Cuando ésta todavía esté fresca, colocaremos los abalorios, palitos de colores, lentejuelas y demás cosas que queramos ponerles y simplemente tendremos que esperar a que la silicona se endurezca.

Como último paso, pegaremos un imán pequeño en un lateral de la cápsula. Y ¡voilá! Ya tenéis imanes decorativos para vuestra nevera.

 

 

Feria Hecho a Mano

feria hecho a mano

¿Eres de los que disfruta creando? ¿Te encanta ver lo que hacen otros? Seas de los que hacen o de los que compran el resultado de un trabajo ajeno, la Feria Hecho a Mano de Málaga es una cita que no te puedes perder.

Los próximos 16, 17 y 18 de octubre de 2015 (viernes, sábado y domingo de 10 a 19 h) el DIY, la decoración , la cocina y las manualidades van a ser las protagonistas de 3 jornadas repletas de conferencias, talleres, sesiones de networking y mucho más. Además, puedes llevarte a tu peque porque habrá un lugar habilitado para los diminutos de la casa.

¿El lugar? El museo automovilístico de Málaga. Un enclave mágico y espacioso en el que se habilitará un área de exposición, un aula para talleres, área de conferencias, zona de networking y un espacio para los más pequeños.

Los visitantes a la Feria Hecho a Mano (Feria HaM) podrán visitar la exposición de coches que tiene el museo y, al mismo tiempo, podrá visitar los stands expositores.

Artilujos, esta vez, va a participar en la distancia como patrocinador en el primer espacio en Andalucía dedicado a aquellas personas apasionadas de las manualidades, la repostería, la costura, la decoración y los regalos.

¡A disfrutar!

 

Decoración upcycling: 10 muebles con palets para tu casa

ESTANTERIA

Una mesa, una silla, una cama, un soporte para tu tablet, una butaca, otra mesa, un cabecero, un marco, un perchero, un jardín vertical, camas balinesas, un suelo, el revestimiento de una pared… A partir de uno o varios palets puedes crear casi cualquier mueble DIY para tu casa y, como hay tantos diseños, nosotras hemos escogido diez ideas bien prácticas para llenar de palets de la cocina al dormitorio.

Mesa de comedor con palets

pallet-furniture-project

M&M Designers

 

Butaca con palets tintados

pallet-furniture-project9

Butaca. Fuente: Homeedit

 

Mesa de café con palets, todo un clásico

Mesa loft palet

Mesa loft palet

 

Cama y cabecero DIY

pallet-bed-frame-with-headboard-1

Cama 2×1 de palets de palletfurniturediy.com

 

Silla hecha a partir de palets y un poco de bricolaje

SILLA-EASY1

Silla Easy

 

Escritorio vintage con palets

escritorio con palets

Fuente: thistlewoodfarms.com

 

Colorido perchero de palets

shelterness.com propone este perchero llena de color

shelterness.com propone este perchero llena de color

 

Nuestra original estantería, obra de Handylab

estantería palets

 

Pared DIY con palets

Esta pared es una idea de upcyclethat

Esta pared es una idea de upcyclethat

 

Home cinema (completo) hecho con palets

Palet home cinema

Una propuesta de babble.com