Cómo desmontar una caja de fruta para hacer un portafotos

portafotos-diy-caja-fruta-reciclada-16-min

Aprovechando que este mes se celebra el Día del Padre, te traigo un DIY para un regalo inolvidable: un portafotos hecho con tus propias manos, reciclando una caja de fruta:

La semana pasada te contaba (aquí) que estoy con los preparativos de la Primera Comunión de #laniña. Intento no complicarme la vida, pero a la vez tengo a Pica súper emocionada intentando hacer todas las cosas DIY que hay en Pinterest. La bipolaridad típica de las crafters, me temo.

El #esposo y mi madre, que me conocen y temen a partes iguales, me dicen que lo deje en manos de profesionales y disfrute (el #esposo) y que me centre y busque de una vez un vestido y unos zapatos (mi madre).

Este portafotos es alguna de las cosas que estoy probando para dar un recuerdo a la familia. Es fácil, los materiales son baratos y contra todo pronóstico he conseguido cortar con el serrucho sin amputarme ningún miembro (y sin cargarme la mesa de la cocina, que si mi santo varón se entera que me he puesto allí le da un telele).

El resultado me encanta porque es muy Pica Pecosa, pero no estoy segura de que acabaré dándolo ese día porque quizás queda demasiado rústico (traduciendo de forma suave lo que me dijo al respecto mi madre por teléfono).

Vamos, que experimentos en casa y con gaseosa.

Pero eso no quita para que sea un detalle bonito y con el valor añadido de haberlo hecho con tus propias manos.

 

MATERIALES QUE NECESITARÁS:

1 caja de fruta de madera. De donde saldrán las tablillas de la base y los esquineros del soporte.

1 trozo de cartón grueso y otro fino. Sobre el primero irá pegada la foto y sobre el segundo las tablillas. Reciclados de un embalaje y de una caja de cereales, respectivamente.

2 esquineros de la caja. Para hacer la pata o el soporte del portafotos.

Cinta de carrocero. Para cubrir el borde del cartón.

Pintura. Para pintar las tablillas y el cartón.

Cola blanca. Para pegar todos los elementos.

Papel de seda, de regalo o de embalar. Para cubrir el cartón sobre el que van pegadas las tablillas.

Alicates y serrucho. Para quitar las grapas que sujetan las tablillas y los esquineros y serrarlos, respectivamente.

 

HACER EL PORTAFOTOS (10 PASOS):

# Paso 1. Desmonta la caja quitando las grapas que sujetan las tablillas y los esquineros, con los alicates:

 

# Paso 2. Corta las tablillas con el serrucho, a la medida que hayas escogido. Yo quería una base de 18×23 cm., así que una de ellas he tenido que cortarla de sólo 1 cm. de ancho.

Un truqui para cortarlas más cómodamente y de forma segura: en lugar de hacerlo por separado, colócalas una encima de otra, haz una marca con un lápiz y siérralas todas juntas:

# Paso 3. Corta un rectángulo en el cartón de la caja de cereales, 1 cm. menos por cada lado de lo que miden las tablillas (el mío es de 16×21 cm.) y pégalo con la cola a la parte trasera para hacer la base.

Para que no se vea el cartón, tápalo con papel de seda, de regalo o de embalar:

# Paso 4. Píntala con el color que hayas elegido. Yo utilicé chalk paint, concretamente el Crema que me sobró de la estantería de la habitación de #laniña (aquí):

# Paso 5. Sierra los dos esquineros que harán de soporte a la medida elegida (yo les puse 2 cm. menos del ancho de la base, así que miden 16 cm. de largo) y píntalos en el mismo color que la base:

# Paso 6. Una vez secos, pégalos con la cola como ves en la foto para que hagan una pata o un soporte estable. Sujétalos con cinta de carrocero para ayudar:

Tengo que decir que esta parte no me gusta cómo queda, pero es lo único que he podido conseguir con las herramientas de que dispongo y el manejo del serrucho que tengo.

Según cómo los pegues a la base, el portafotos queda o demasiado recto o demasiado echado hacia atrás.

Para conseguir un término medio de inclinación necesitaría hacerles otro corte para transformar estos dos ángulos rectos en uno de 45 grados o así, pero ya te digo que por mí misma no puedo conseguirlo.

 

# Paso 7. Recorta un rectángulo en el cartón grueso, donde irá pegada la foto. El tamaño dependerá de lo que quieras que sobresalga de ella.

Mi foto mide 10×15 cm. y el cartón lo corté de 12×17 cm.:

# Paso 8. Cubre los bordes con la cinta de carrocero para que no se vea el canutillo del interior, como ya te enseñé con la bandeja del disfraz de pastelero (aquí):

# Paso 9. Píntalo o cúbrelo con una tela, tanto el frente como los lados. Este lo pinté con chalk paint Swinging Rose de Fleur Paint:, y al final del post te enseño otro forrado con tela:

# Paso 10 (y último). Pega todos los elementos entre sí: la foto al cartón, este a la base de tablillas y el soporte en la trasera:

Así es cómo quedará tu portafotos, original, reciclado y hecho a mano:

Este es otro que he hecho forrando el cartón que sujeta la foto con tela (la misma de la lámpara que hice para la habitación de #laniña (aquí)).

El color verde lo fabriqué mezclando dos cucharadas de chalk paint Blanco Antiguo con una de Verde Salvia (el mismo de las patas de la estantería (aquí)):

Otra ventaja que tiene hacer propio portafotos es que puedes combinar los colores con los de la foto que irá pegada, lo que hará que destaque y que el resultado sea aún más bonito.

¿Te ha parecido un DIY difícil de hacer? ¿Se te ocurre otro material que podría reciclarse para hacerlo?

Me despido hasta el mes que viene deseándote que pases un feliz día y dándole una vez más las gracias a Blanca por invitarme a su casa.

 

 

 

(Blanca, te dejo las llaves debajo del felpudo)

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

por Pica Pecosa

One thought on “Cómo desmontar una caja de fruta para hacer un portafotos

Responder a Johanna Arco Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>