Aprovecha la luz del sol e ilumina tu terraza

lámpara solar catch the sun

La luz solar o luz del Sol, es la primera fuente de energía. El astro amarillo nos envía 120 vatios de luz por metro cuadrado de superficie. Es por eso que muchas de las tecnologías con energía renovable tratan de aprovechar esa gran cantidad de energía.

La luz que emite el Sol tarda 8 minutos y 19 segundos en llegar la Tierra, y lo primero con lo que se encuentra es con nuestra atmósfera. No toda la luz solar es capaz de atravesar la atmósfera

Por eso, desde Artilujos, os proponemos aprovechar ese porcentaje que llega hasta nosotros con los rayos de la primavera y de la llegada del verano. ¿Qué tal quedaría un nuevo punto de iluminación sostenible para vuestra terraza o jardín?

Aquí os presentaos la propuesta: Lámpara Catch the Sun: Es una lámpara solar versátil y funcional, con un diseño limpio y sencillo, que atrae visualmente por ser un producto cotidiano que aporta calidez y múltiples posibilidades de personalización.

La autonomía del sistema, que utiliza el sol como fuente de energía natural, y la duración de sus leds, más de 10.000 horas, hacen de ella un regalo único que permite decorar y resolver los problemas de iluminación de los diferentes espacios del hogar, la terraza, el jardín, así como tiendas, hoteles y restaurantes.

catch the sunlámpara Catch the sun

lámpara catch the sunlámpara Catch the sun

 

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Recycling Market 3 y 4 de Junio

video recycling market-min (1)

 

Un año más, con motivo del Día Internacional del Medio AmbienteEcoembes va a organizar diferentes actividades para celebrarlo. El Recycling Market vuelve con toda la fuerza y la energía que nos da contar con tan buenos partners para seguir defendiendo el reciclaje y la sostenibilidad. Artilujos, por tanto, estará presente en un stand en el que podréis ver y comprar artículos de decoración sostenibles.

 

Se celebrará durante los días 3 y 4 de Junio y, all igual que en 2016, tendrá lugar en el Palacio de Santa Bárbara (C/Hortaleza 87), con el siguiente horario: Sábado de 11:00h-21.00h y Domingo de 11:00-18:00h.

 

Habrá actividades para niños y una zona chill out para disfrutar de comida orgánica y cerveza artesana.

¡Venid a visitarnos!

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

La puerta mágica de El Ratoncito Pérez

puerta ratón pérez-min

Hoy en Artilujos nos ponemos mágicos y venimos a recordaros a muchos de vosotros de dónde viene la tradición de “El Ratoncito Pérez”. Desde pequeños sabemos quién es pero, cuando crecemos, no nos preocupamos tanto por su origen y no sabemos si es una tradición exclusivamente española o si, por el contrario, este personaje lleva sus regalos a otras partes del mundo.

Se le reconoce como “Ratoncito Pérez” en los países hispanohablantes, con la excepción de algunas regiones de México y Perú, donde se le llama “el Ratón de los dientes”. En cambio, en ArgentinaChileColombiaEcuadorPanamáUruguay y Venezuela, simplemente “El Ratón Pérez”. Algunas versiones del Ratoncito Pérez le han añadido como nombre de pila: Odón.

En Francia se le llama “Ratoncito” (la petite souris), en Italia se le conoce como “Topolino”, “Topino” (Ratoncito) o “Fatina” (Hadita) y en los países germanos, el “Hada de los dientes” (Tooth Fairy). En España se llama Ratoncito Perez y en otras partes de España, como en Cataluña es “l’Angelet” (el Angelito), en el País Vasco -sobre todo Vizcaya-, es “Maritxu teilatukoa” (Mari la del tejado) o en Cantabria es “L´Esquilu de los dientis” (La Ardilla de los dientes). En algunos lugares es tradición tirar los dientes de los niños a los tejados de las casas.

El origen más probable del ratoncito y su enlace con un hada proviene de un cuento francés del siglo XVIII de la baronesa d’AulnoyLa Bonne Petite Souris (El Buen Ratoncito). Habla de un hada que se transforma en un ratón para ayudar a derrotar a un malvado rey, ocultándose bajo la almohada del mismo, tras lo cual se le caen todos los dientes.

Placa conmemorativa en el mismo lugar donde el padre Luis Coloma situó la vivienda del Ratoncito Pérez, en la Confitería Prast de la calle Arenal número 8 de Madrid.

En España, su introducción a la mitología infantil se ha atribuido a Luis Coloma (autor también de Pequeñeces o Jeromín), cuando hacia 1894 pidieron al jesuita que escribiera un cuento para el futuro rey Alfonso XIII, que entonces tenía 8 años, y al que se le cayó un diente. Sin embargo, en la novela de Benito Pérez Galdós La de Bringas,2 escrita en 1884 y ambientada en 1868, el autor compara a un personaje, Francisco Bringas, avaro y tacaño, con el ratoncito Pérez, luego debía ser popular para el público ya antes del cuento del padre Coloma. *(Fuente: Wikipedia).

puerta del ratón pérez-min

Nosotros tenemos su puerta, por la que accede a las casas de los niños españoles para recoger sus dientes y dejarles regalos. Es una puerta, a su vez, especial ya que está fabricada con maderas recicladas en un taller que da empleo a personas en riesgo de exclusión social.

Algunos de nuestros niños felices…

 

puerta del raton sergio-min (1)final1494069750020-min

 

 

 

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

La nueva vida de un viejo flexo con un trozo de madera

flexo-pinza-reciclado-lampara-mesa-diy-06-min

Si mi padre me oye llamarle trozo de madera a la base maciza de cerezo que talló con sus propias manos con una gubia y un formón, deja de hablarme para los restos.

Pero es la forma más sencilla que se me ocurre para describir cómo convertí un viejo flexo en una lámpara de lectura: sustituyendo la pinza que lo sujetaba a la mesa por una base de madera DIY:

flexo-brazo-articulado-reciclado-lampara-mesa

Después de cambiar la habitación de #laniña y que tuviese su espacio para hacer los deberes (aquí), el siguiente paso fue buscar una buena iluminación.

El #esposo y yo nos pusimos en plan abuelos cebolletas recordando los flexos con los que estudiamos y descubrimos que los dos utilizamos el mismo modelo. El suyo amarillo y el mío rojo, pero ambos de brazo articulado y con una pinza para sujetarlo a la mesa.

En ese momento se me encendió la bombilla (nunca mejor dicho): podía recuperar la lámpara de trabajo del #esposo para el escritorio de #laniña.

A los pocos días lo tenía en mis manos gracias a su padre, que lo había guardado todos estos años. Una pieza vintage auténtica, con un diseño funcional que no pasará nunca de moda y un amarillo súper alegre.

Sólo lo limpié a fondo, no toqué nada de la pintura porque los (pocos) desconchones que tiene le dan aún más valor:

Sólo quedaba el detalle de cómo sujetarlo a la mesa, porque no tiene ni un solo saliente donde encajar la pinza.

La solución era hacerle una base que fuese capaz de aguantar el peso y el movimiento del flexo.

Por suerte tengo a mi padre, que hace magia con la madera. Le conté lo que quería y  me trajo esta obra de arte, con el precioso detalle de los bordes y la flor de agua tallados a mano:

flexo-brazo-articulado-reciclado-lampara-mesa

Su tamaño y forma lo determinó el largo del brazo de la lámpara (97 cm.) y su medio kilo de peso:

Esto le obligó a preparar una pieza rectangular de madera de cerezo de 40 cm. de longitud, 25 cm. de ancho y 4,5 cm. de grosor:

En total unos 2,5 kilos de lámpara que por suerte sólo hay que deslizar sobre la mesa, porque si tuviésemos que acarrearla acabaríamos deslomados y/o decapitados con ese brazo loco y asesino.

Porque para que gire con facilidad, mi padre hizo un agujero en la madera e introdujo un rodamiento de 10 mm., sobre el que dicho brazo se mueve en cualquier dirección empujándolo sólo con un dedo:

 

Y no sólo eso, sino que además puso una arandela de metal en la parte superior para que la madera no se desgaste con el roce:

En fin, un montón de detalles que aseguran que este reciclaje durará muchos años. Me gusta porque además de recuperar un objeto con historia, #laniña va a tener un recuerdo de su padre y de su abuelo para toda la vida. Supongo que será cosa de la edad, pero yo esas cosas las valoro cada vez más.

La única preocupación de mi padre era si la base era demasiado grande y estorbaba, pero al final le hemos dado una doble utilidad poniéndole encima el bote de los lápices (tallado a mano por él también):

flexo-brazo-articulado-reciclado-lampara-mesa


¿Qué te parece cómo ha quedado? ¿Tuviste o tienes uno como este?

Te adelanto que esta no es la única colaboración que hemos hecho mi padre y yo relacionada con los flexos. En breve te enseñaré cómo reciclamos el mío y lo convertimos en… (mejor lo ves por tí mismo/a, que una imagen vale más que mil palabras).

 

¡Se muy feliz y disfruta del sol!

(Blanca, te dejo las llaves debajo del felpudo)

 

 

 

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Estanterías con alma

Estantería montañas

Cuando en otras ocasiones hemos hablado sobre estanterías en este blog, lo hemos hecho para comentaros las ventajas de utilizar cajas para organizar el espacio. Sin embargo, hoy vamos a dedicar esta publicación para hablar de estanterías de pared. Del mismo modo que las cajas de madera, todas ellas están fabricadas en talleres que dan empleo a personas en riesgo de exclusión social, a partir de madera de palés reciclados.

 

Estantería rinconesMedidas: 40 cm, 20 cm

Estantería rincones

 

Estanterías Montañas: Medidas: 40 cm (hasta el pico más alto), 14 cm de profudidad, 90 cm de largo.

 

Estantería montañas

 

Estantería simple: Las medidas son 21 cm de ancho, 60 cm de largo y la cuerda mide 50 cm.

estantería simple

Estantería triple: Medidas: 21 cm ancho, 60 cm largo. Entre balda y balda hay 30 cm.

estantería triple

 

Si notas que no tienes espacio y necesitas estanterías piensa en estas cuatro baldas y así serás un poco más sostenible y social.

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Nuestro artículo sobre innovación y reciclaje en Diario Responsable

innovación y reciclaje

Estamos muy contentos porque Diario Responsable ha publicado nuestro artículo Innovación y ciudadanía a favor del reciclaje:

Cuando hablamos de innovación y la relacionamos con la sostenibilidad, intentamos poner el acento en todo lo que se puede mejorar respecto al reciclaje, ecodiseño y disminución de residuos.

Eco-innovación o Innovación ecológica es el desarrollo de productos y procesos que contribuyen a la sostenibilidad, aplicando conocimientos y estrategias comerciales para generar mejoras ecológicas directa e indirectamente. (Fte: Wikipedia)

Es un hecho que España está haciendo un gran esfuerzo en lo que a reciclaje de envases, vidrio, plástico y papel se refiere, ya que hay unas entidades detrás, como son ecoembes o ecovidrio, que alientan, supervisan y controlan todo un proceso de concienciación y de reciclaje en sí mismo. Pero es que, además de estas entidades, existen otros SIG (Sistemas Integrales de Gestión) que supervisan todo el proceso de transporte, el tratamiento, la reutilización y/o el reciclaje de muchos objetos como son las bombillas, las pilas, los productos sanitarios, electrodomésticos, etc. Estos SIG no son tan conocidos pero su labor es imprescindible para conseguir el objetivo de reciclaje obligatorio del 70% de los residuos urbanos de aquí a 2030, que fijó La Comisión Europea a finales de octubre de 2016.

Ante la perspectiva de esta decisión de la Comisión Europea, los fabricantes, tienen la responsabilidad de utilizar criterios de ecodiseño en la fabricación de sus productos y asumir una correcta gestión ambiental previendo el final de la vida útil de estos aparatos. Tienen la misión de mejorar a través de inversiones en I+D+i, tanto a nivel de prevención como de investigación de materiales y de eliminación de residuos.

Los ciudadanos españoles, por su parte, tenemos una responsabilidad al respecto. No podemos dejar todo en manos de entidades públicas esperando llegar al objetivo fijado por la Unión Europea sin un esfuerzo por nuestra parte.

Como consumidores podemos colaborar eligiendo, por ejemplo, aparatos con la etiqueta de eficiencia energética europea más alta. Debemos, igualmente, seguir realizando una separación de residuos inteligente y minuciosa tanto de lo que ya se está haciendo, como es el plástico, papel y cartón, como del aceite usado, las pilas o los aparatos electrónicos. Tendremos que salvar la pereza que nos puede dar acudir a un punto limpio de nuestra ciudad para poder llevar estos objetos y concienciar a nuestros hijos de que eso es lo correcto.

Educar en el ejemplo es otro de nuestros retos como ciudadanos, porque el objetivo se ha fijado hasta 2030 y tenemos que conseguir que los pobladores de la tierra que están por venir sean mejores que nosotros a este respecto. Las generaciones que vienen tienen en sus manos la obligación de conseguir un mundo mejor para ellos y para los habitantes futuros del planeta.

En este sentido, la puesta en marcha de políticas de comunicación y educación ambiental es fundamental.

Aunque, por suerte el consumidor se está concienciando y exige a las empresas un liderazgo claro para hacer sostenible el actual sistema de consumo. Juntos podemos conseguirlo.

 

 

 

 

 

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Cómo desmontar una caja de fruta para hacer un portafotos

portafotos-diy-caja-fruta-reciclada-16-min

Aprovechando que este mes se celebra el Día del Padre, te traigo un DIY para un regalo inolvidable: un portafotos hecho con tus propias manos, reciclando una caja de fruta:

La semana pasada te contaba (aquí) que estoy con los preparativos de la Primera Comunión de #laniña. Intento no complicarme la vida, pero a la vez tengo a Pica súper emocionada intentando hacer todas las cosas DIY que hay en Pinterest. La bipolaridad típica de las crafters, me temo.

El #esposo y mi madre, que me conocen y temen a partes iguales, me dicen que lo deje en manos de profesionales y disfrute (el #esposo) y que me centre y busque de una vez un vestido y unos zapatos (mi madre).

Este portafotos es alguna de las cosas que estoy probando para dar un recuerdo a la familia. Es fácil, los materiales son baratos y contra todo pronóstico he conseguido cortar con el serrucho sin amputarme ningún miembro (y sin cargarme la mesa de la cocina, que si mi santo varón se entera que me he puesto allí le da un telele).

El resultado me encanta porque es muy Pica Pecosa, pero no estoy segura de que acabaré dándolo ese día porque quizás queda demasiado rústico (traduciendo de forma suave lo que me dijo al respecto mi madre por teléfono).

Vamos, que experimentos en casa y con gaseosa.

Pero eso no quita para que sea un detalle bonito y con el valor añadido de haberlo hecho con tus propias manos.

 

MATERIALES QUE NECESITARÁS:

1 caja de fruta de madera. De donde saldrán las tablillas de la base y los esquineros del soporte.

1 trozo de cartón grueso y otro fino. Sobre el primero irá pegada la foto y sobre el segundo las tablillas. Reciclados de un embalaje y de una caja de cereales, respectivamente.

2 esquineros de la caja. Para hacer la pata o el soporte del portafotos.

Cinta de carrocero. Para cubrir el borde del cartón.

Pintura. Para pintar las tablillas y el cartón.

Cola blanca. Para pegar todos los elementos.

Papel de seda, de regalo o de embalar. Para cubrir el cartón sobre el que van pegadas las tablillas.

Alicates y serrucho. Para quitar las grapas que sujetan las tablillas y los esquineros y serrarlos, respectivamente.

 

HACER EL PORTAFOTOS (10 PASOS):

# Paso 1. Desmonta la caja quitando las grapas que sujetan las tablillas y los esquineros, con los alicates:

 

# Paso 2. Corta las tablillas con el serrucho, a la medida que hayas escogido. Yo quería una base de 18×23 cm., así que una de ellas he tenido que cortarla de sólo 1 cm. de ancho.

Un truqui para cortarlas más cómodamente y de forma segura: en lugar de hacerlo por separado, colócalas una encima de otra, haz una marca con un lápiz y siérralas todas juntas:

# Paso 3. Corta un rectángulo en el cartón de la caja de cereales, 1 cm. menos por cada lado de lo que miden las tablillas (el mío es de 16×21 cm.) y pégalo con la cola a la parte trasera para hacer la base.

Para que no se vea el cartón, tápalo con papel de seda, de regalo o de embalar:

# Paso 4. Píntala con el color que hayas elegido. Yo utilicé chalk paint, concretamente el Crema que me sobró de la estantería de la habitación de #laniña (aquí):

# Paso 5. Sierra los dos esquineros que harán de soporte a la medida elegida (yo les puse 2 cm. menos del ancho de la base, así que miden 16 cm. de largo) y píntalos en el mismo color que la base:

# Paso 6. Una vez secos, pégalos con la cola como ves en la foto para que hagan una pata o un soporte estable. Sujétalos con cinta de carrocero para ayudar:

Tengo que decir que esta parte no me gusta cómo queda, pero es lo único que he podido conseguir con las herramientas de que dispongo y el manejo del serrucho que tengo.

Según cómo los pegues a la base, el portafotos queda o demasiado recto o demasiado echado hacia atrás.

Para conseguir un término medio de inclinación necesitaría hacerles otro corte para transformar estos dos ángulos rectos en uno de 45 grados o así, pero ya te digo que por mí misma no puedo conseguirlo.

 

# Paso 7. Recorta un rectángulo en el cartón grueso, donde irá pegada la foto. El tamaño dependerá de lo que quieras que sobresalga de ella.

Mi foto mide 10×15 cm. y el cartón lo corté de 12×17 cm.:

# Paso 8. Cubre los bordes con la cinta de carrocero para que no se vea el canutillo del interior, como ya te enseñé con la bandeja del disfraz de pastelero (aquí):

# Paso 9. Píntalo o cúbrelo con una tela, tanto el frente como los lados. Este lo pinté con chalk paint Swinging Rose de Fleur Paint:, y al final del post te enseño otro forrado con tela:

# Paso 10 (y último). Pega todos los elementos entre sí: la foto al cartón, este a la base de tablillas y el soporte en la trasera:

Así es cómo quedará tu portafotos, original, reciclado y hecho a mano:

Este es otro que he hecho forrando el cartón que sujeta la foto con tela (la misma de la lámpara que hice para la habitación de #laniña (aquí)).

El color verde lo fabriqué mezclando dos cucharadas de chalk paint Blanco Antiguo con una de Verde Salvia (el mismo de las patas de la estantería (aquí)):

Otra ventaja que tiene hacer propio portafotos es que puedes combinar los colores con los de la foto que irá pegada, lo que hará que destaque y que el resultado sea aún más bonito.

¿Te ha parecido un DIY difícil de hacer? ¿Se te ocurre otro material que podría reciclarse para hacerlo?

Me despido hasta el mes que viene deseándote que pases un feliz día y dándole una vez más las gracias a Blanca por invitarme a su casa.

 

 

 

(Blanca, te dejo las llaves debajo del felpudo)

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Ecodiseño y ecoinnovación

ecodiseño

Eco-innovación o Innovación ecológica es el desarrollo de productos y procesos que contribuyen a la sostenibilidad, aplicando conocimientos y estrategias comerciales para generar mejoras ecológicas directa e indirectamente. Lo anterior incluye una serie de ideas relacionadas con avances tecnológicos ecológicamente amigables para construir un camino beneficioso hacia la sostenibilidad.* (Fuente: Wikipedia)

La eco-innovación de producto incluye tanto bienes como servicios. Los bienes ecoinnovadores se producen de forma que el impacto global sobre el medio ambiente se minimiza, y el ecodiseño es la palabra clave en esta área.

El diseño de productos debe tener en cuenta las reservas de recursos con una mayor importancia que la que ha venido teniendo tradicionalmente, sobre todo si los precios de las materias primas continúan aumentando.

El eco-diseño de productos supone adoptar decisiones durante la fase de diseño pensando no sólo en la fase de uso del producto, como hace el diseño tradicional, sino en todo el ciclo de vida del mismo. Así, se toma en cuenta, entre otras, la fase de fin de vida del producto para facilitar la reutilización, reciclaje y disposición final del producto. *(Fuente: http://cobeblog.com/)

El cambio climático, la dependencia de combustibles fósiles, las limitaciones de acceso a recursos básicos o los problemas de salud ambiental son algunos de los retos que se plantean a la hora de incorporar la sostenibilidad a la estrategia de los negocios en todas sus operaciones.

La ecoinnovación tiene la capacidad y es la facilitadora para producir los cambios sistémicos necesarios para combatir los problemas globales actuales:

  • Población:existen estimaciones que elevan la población mundial para 2100 a unos 12.000 millones de habitantes.
  • Consumo:actualmente necesitamos de la capacidad de 1,5 planetas para generar los recursos consumidos y absorber el CO2 emitido durante un año
  • Energía:La demanda mundial de energía crecerá en casi un 40% hasta 2040
  • Materias primas:en el periodo 2003 – 2010 las materias primas se encarecieron casi un 150%

Por suerte, el consumidor se está concienciando y exige a las empresas liderazgo para hacer sostenible el actual sistema de consumo.

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Lámparas fabricadas para ser carteles

Star Wars

En Artilujos somos muy fans de la reci-creación. De los procesos de crear objetos a través de otros diferentes, donde la creatividad no tiene límites y el fin último es el diseño sostenible.

En cuanto a recuperación de objetos se refiere la imaginación está al poder de la creatividad de artesanos y talleres, de personas a las que les entristece deshacerse de artículos que para ellos significaban algo y crean una pieza nueva con cariño y con imaginación.

Es el caso de nuestras nuevas lámparas que tienen una doble funcionalidad. Sirven tanto para decorar, haciendo la función de carteles, como para alumbrar.

Éstas en concreto están fabricadas con madera de palés reciclados. Con el relieve fabricado con partes traseras de muebles. Y, además, con regulador de intensidad de luz.

Tenemos nuestra lámpara Star Wars, que hace las delicias de fans y segudores de la saga La Guerra de Las Galaxias:

lámpara star wars

Y también la lámpara Cactus, que puede quedar ideal en restaurantes mexicanos.

aaa

 

Allí donde hay lámparas, hay calidez y, si son lámparas sostenibles, hay conciencia.

 

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Cómo hacer un estante con una caja de vino reciclada

caja de vino reciclada

Hola, me llamo Sonia y hoy es mi primer día en Artilujos. Tengo un blog, Pica Pecosa, y estoy muy emocionada (y también un poco nerviosa, tengo que reconocerlo) porque Blanca me ha abierto las puertas de su casa. Bueno, más que abrírmelas, me ha dado una copia de las llaves.

Que eso son palabras mayores. No es que me haya invitado a tomar un café o a cenar y luego si eso ya vemos. Me da que no va con ella. Blanca dijo “mi casa es tu casa” con una confianza en mí que muchas veces ni siquiera yo misma tengo y me dejó mirando con los ojos estrábicos y la boca torcida que ponía Lina Morgan. Es lo que tienen las redes sociales, que haces amigos y encuentras personas fantásticas con intereses muy parecidos a los tuyos.

Así que aquí me tienes dispuesta a devolverle el favor a mi nueva amiga de la forma que mejor se me da: enseñándote a reciclar cosas que tienes a tu alrededor, para que les des una segunda oportunidad antes de tirarlas. Me pasaré una vez al mes con un tutorial o inspiración para darles una nueva vida, y de paso echarle una mano al medio ambiente.

El DIY (do it yourself / hazlo tú mismo) con el que inauguro esta sección es un homenaje a las cajas de madera que se venden en la web (aquí), porque en él te cuento cómo reciclar dos cajas de vino con chalk paint y papel pintado para transformarlas en estantes:

Hace tiempo contaba en mi blog que este año #laniña ha empezado a tener deberes del cole, así que le preparé un espacio en su habitación para que tuviese un sitio fijo donde hacerlos y no anduviese dando vueltas por casa con la mochila a rastras y retrasando el momento de ponerse con ellos porque no tiene dónde.

Fabriqué un escritorio con un tablero y dos cajoneras de Ikea y lo delimité visualmente con un papel pintado en la pared. Es el mismo con el que forré la trasera de su estantería reciclada (aquí) y que #laniña había escogido en Modacasa Oviedo:

La mesa tiene 1,67 x 60 cm., pero puedes ver que al ritmo que llevaba poniendo cuquiteces encima de ella, se quedaba sin sitio para abrir un cuaderno antes de empezar la tercera evaluación.

Fue por eso que se me ocurrió lo de los estantes. Pensé en reciclar cajas de vino porque son lo suficientemente grandes para poner sus cositas, pero no tanto como para agobiar y empequeñecer el espacio.

Además, al pintarlas de blanco por dentro y forrar el exterior con el mismo papel de la pared quedan disimuladas y parece que no sobresalen tanto:

El proceso para hacerlos es sencillo y poco laborioso. La base de la que partí son dos cajas de madera, de esas donde vienen las botellas de vino:

Las limpié y se las llevé a mi padre para que les pusiese dos pletinas en la parte de atrás para sujetarlas a la pared:

No me acordé de preguntárselo, pero tiene toda la pinta de que las hizo él mismo con un trozo de metal. Sobresalen por encima, pero fue la única forma que encontró para colgarlas y que quedasen pegadas a la pared:

El siguiente paso fue decorarlas. No las lijé ni les di una imprimación previa, ni nada. Las pinté con chalk paint Blanco Antiguo por dentro y también el borde exterior, porque aunque iba a cubrirlo el papel, así disimularía si no llegaba a algún sitio y no se vería la madera:


Pegué el papel pintado con cola blanca y quedó perfecto:

Para que las clavijas no dañasen la pared, tapé la trasera con dos folios de papel blanco reciclado (si pones lo escrito para dentro, no transparenta), pegados con cola blanca también:

Y ya tienes listo tu estante-caja. Es increíble el cambio que llevan sólo con la pintura y el papel:

Otra ventaja que tiene este sistema de almacenaje es que puedes aprovechar el espacio poniendo cosas dentro y encima de las cajas:

¡Y que sale muy barato y te llevas la satisfacción de haberlo hecho con tus propias manos!

Nos vemos en la próxima y hasta entonces te digo lo de siempre, si te animas a hacer este DIY estaré encantada de ver qué tal te ha quedado.

Y agradecer de nuevo a Blanca que me haya permitido entrar en su casa y conocerte, ha sido un verdadero placer.

 

 

(Blanca, te dejo la llave debajo del felpudo).

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS