Instrucciones de la lámpara solar Cath The Sun

catch the sun1-min

La lámpara solar Catch The Sun es una lámpara solar sencilla, versátil, decorativa, personalizable y con múltiples posibilidades.

Es fácil de cargar, mover y usar en cualquier entorno, ya sea en la terraza, el jardín, el salón o la cocina.

Está compuesto por un frasco de vidrio, que se trasforma en una pieza única al introducir un mecanismo de iluminación oculto discretamente tras su tapa, que se cierra de forma hermética.

La tecnología consta de una placa solar de pequeño formato que traspasa la luz de los rayos del sol a dos pilas recargables y extraíbles. Estas pilas serán las encargadas de almacenar la energía en su interior hasta que oscurezca o se encienda la lámpara, momento en el cual los 4 leds incorporados en su base se encenderán.

Dispone de dos modos de encendido:

* Manual (modo OFF): sólo se encenderá al conectar los puntos de la placa y su interruptor (ver la primera imagen inferior  “connect dots to Catch The Sun”).

* Detector crepuscular (modo ON): la lámpara se podrá dejar conectada y sólo se encenderá cuando anochezca. Esta opción hay que activarla con el botón en modo “on” en la base de la placa (que está en el interior).

¿Cómo se utiliza?

Lo primero que tienes que hacer con tu lámpara solar es “coger el sol”: cárgala durante 4 ó 5 horas a la luz del sol. No importa que el día esté nublado, pero es importante que los rayos del sol se dirijan directamente a la lámpara. Tardará un poco más, pero se cargará.

Evita que la lámpara se moje. Aunque es un producto impermeable, pueden producirse condensaciones por la humedad. Por lo tanto, cuando creas que va a llover, retírala de tu jardín o terraza.

Si los rayos del sol entran por tu ventana también podrás cargar tu lámpara solar a través del cristal.

 

catch the sun 2-min

catch the sun 3-min

Artilujos en el #RecyclingMarket

20170603_105548-min

Un año más Ecoembes celebró el día del MedioAmbiente por todo lo alto y Artiujos no se lo quiso perder. El reciclaje y la sostenibilidad fueron el centro en un fin de semana cargado de buen rollo y planes para todas las edades.

Los días 3 y 4 de Junio el palacio de Santa Bárbara fue el centro del fin de semana más verde del año: comida ecológica, cerveza artesana, talleres para construir instrumentos formaron el escenario perfecto para un mercado en el que artesanos de todos los sectores pudimos exponer nuestros productos.

Aquí os dejamos una selección de fotos de lo que fue para nosotros este fin de semana.

20170603_105548-min 20170603_124909-min 20170603_135948-min 20170604_130213-min 20170604_140810-min 20170604_140825-min 20170604_140852-min 20170604_140905-min 20170604_141239-min-1 20170602_184641-min 20170603_130114-min 20170603_145146 (1)-min 20170604_171103-min20170604_140834 (1)-min (1) 20170604_143441-min

Nuevos productos para el #RecyclingMarket

Iámpara cuerdas

Este sábado y domingo (3 y 4 de junio) tenemos una cita con Ecoembes en el palacio de Santa Bárbara. Un año más, con motivo de la celebración del día mundial del Medio Ambiente, se celebra el #RecyclingMarket.

Además de los talleres y actividades diversas que van a tener lugar, todos los expositores estaremos en el piso de arriba. Como novedad, nosotros contaremos con un producto nuevo. 

Está fabricada con madera de palé, cuerda, cemento y cable telado.

IMG-20170530-WA0004 IMG-20170530-WA0005 IMG-20170530-WA0006 (1) IMG-20170530-WA0007 (1)

Aprovecha la luz del sol e ilumina tu terraza

lámpara solar catch the sun

La luz solar o luz del Sol, es la primera fuente de energía. El astro amarillo nos envía 120 vatios de luz por metro cuadrado de superficie. Es por eso que muchas de las tecnologías con energía renovable tratan de aprovechar esa gran cantidad de energía.

La luz que emite el Sol tarda 8 minutos y 19 segundos en llegar la Tierra, y lo primero con lo que se encuentra es con nuestra atmósfera. No toda la luz solar es capaz de atravesar la atmósfera

Por eso, desde Artilujos, os proponemos aprovechar ese porcentaje que llega hasta nosotros con los rayos de la primavera y de la llegada del verano. ¿Qué tal quedaría un nuevo punto de iluminación sostenible para vuestra terraza o jardín?

Aquí os presentaos la propuesta: Lámpara Catch the Sun: Es una lámpara solar versátil y funcional, con un diseño limpio y sencillo, que atrae visualmente por ser un producto cotidiano que aporta calidez y múltiples posibilidades de personalización.

La autonomía del sistema, que utiliza el sol como fuente de energía natural, y la duración de sus leds, más de 10.000 horas, hacen de ella un regalo único que permite decorar y resolver los problemas de iluminación de los diferentes espacios del hogar, la terraza, el jardín, así como tiendas, hoteles y restaurantes.

catch the sunlámpara Catch the sun

lámpara catch the sunlámpara Catch the sun

 

Recycling Market 3 y 4 de Junio

video recycling market-min (1)

 

Un año más, con motivo del Día Internacional del Medio AmbienteEcoembes organiza diferentes actividades para celebrarlo. El Recycling Market vuelve con toda la fuerza y la energía que nos da contar con tan buenos partners para seguir defendiendo el reciclaje y la sostenibilidad. Artilujos, por tanto, estará presente en un stand en el que podréis ver y comprar artículos de decoración sostenibles.

 

Se celebrará durante los días 3 y 4 de Junio y, al igual que en 2016, tendrá lugar en el Palacio de Santa Bárbara (C/Hortaleza 87), con el siguiente horario: Sábado de 11:00h-21.00h y Domingo de 11:00-18:00h. Si necesitas más información sobre la localización, pincha aquí.

 

Habrá talleres para niños y una zona chill out para disfrutar de comida orgánica y cerveza artesana.

¡Venid a visitarnos!

La puerta mágica de El Ratoncito Pérez

puerta ratón pérez-min

Hoy en Artilujos nos ponemos mágicos y venimos a recordaros a muchos de vosotros de dónde viene la tradición de “El Ratoncito Pérez”. Desde pequeños sabemos quién es pero, cuando crecemos, no nos preocupamos tanto por su origen y no sabemos si es una tradición exclusivamente española o si, por el contrario, este personaje lleva sus regalos a otras partes del mundo.

Se le reconoce como “Ratoncito Pérez” en los países hispanohablantes, con la excepción de algunas regiones de México y Perú, donde se le llama “el Ratón de los dientes”. En cambio, en ArgentinaChileColombiaEcuadorPanamáUruguay y Venezuela, simplemente “El Ratón Pérez”. Algunas versiones del Ratoncito Pérez le han añadido como nombre de pila: Odón.

En Francia se le llama “Ratoncito” (la petite souris), en Italia se le conoce como “Topolino”, “Topino” (Ratoncito) o “Fatina” (Hadita) y en los países germanos, el “Hada de los dientes” (Tooth Fairy). En España se llama Ratoncito Perez y en otras partes de España, como en Cataluña es “l’Angelet” (el Angelito), en el País Vasco -sobre todo Vizcaya-, es “Maritxu teilatukoa” (Mari la del tejado) o en Cantabria es “L´Esquilu de los dientis” (La Ardilla de los dientes). En algunos lugares es tradición tirar los dientes de los niños a los tejados de las casas.

El origen más probable del ratoncito y su enlace con un hada proviene de un cuento francés del siglo XVIII de la baronesa d’AulnoyLa Bonne Petite Souris (El Buen Ratoncito). Habla de un hada que se transforma en un ratón para ayudar a derrotar a un malvado rey, ocultándose bajo la almohada del mismo, tras lo cual se le caen todos los dientes.

Placa conmemorativa en el mismo lugar donde el padre Luis Coloma situó la vivienda del Ratoncito Pérez, en la Confitería Prast de la calle Arenal número 8 de Madrid.

En España, su introducción a la mitología infantil se ha atribuido a Luis Coloma (autor también de Pequeñeces o Jeromín), cuando hacia 1894 pidieron al jesuita que escribiera un cuento para el futuro rey Alfonso XIII, que entonces tenía 8 años, y al que se le cayó un diente. Sin embargo, en la novela de Benito Pérez Galdós La de Bringas,2 escrita en 1884 y ambientada en 1868, el autor compara a un personaje, Francisco Bringas, avaro y tacaño, con el ratoncito Pérez, luego debía ser popular para el público ya antes del cuento del padre Coloma. *(Fuente: Wikipedia).

puerta del ratón pérez-min

Nosotros tenemos su puerta, por la que accede a las casas de los niños españoles para recoger sus dientes y dejarles regalos. Es una puerta, a su vez, especial ya que está fabricada con maderas recicladas en un taller que da empleo a personas en riesgo de exclusión social.

Algunos de nuestros niños felices…

 

puerta del raton sergio-min (1)final1494069750020-min

 

 

 

La nueva vida de un viejo flexo con un trozo de madera

flexo-pinza-reciclado-lampara-mesa-diy-06-min

Si mi padre me oye llamarle trozo de madera a la base maciza de cerezo que talló con sus propias manos con una gubia y un formón, deja de hablarme para los restos.

Pero es la forma más sencilla que se me ocurre para describir cómo convertí un viejo flexo en una lámpara de lectura: sustituyendo la pinza que lo sujetaba a la mesa por una base de madera DIY:

flexo-brazo-articulado-reciclado-lampara-mesa

Después de cambiar la habitación de #laniña y que tuviese su espacio para hacer los deberes (aquí), el siguiente paso fue buscar una buena iluminación.

El #esposo y yo nos pusimos en plan abuelos cebolletas recordando los flexos con los que estudiamos y descubrimos que los dos utilizamos el mismo modelo. El suyo amarillo y el mío rojo, pero ambos de brazo articulado y con una pinza para sujetarlo a la mesa.

En ese momento se me encendió la bombilla (nunca mejor dicho): podía recuperar la lámpara de trabajo del #esposo para el escritorio de #laniña.

A los pocos días lo tenía en mis manos gracias a su padre, que lo había guardado todos estos años. Una pieza vintage auténtica, con un diseño funcional que no pasará nunca de moda y un amarillo súper alegre.

Sólo lo limpié a fondo, no toqué nada de la pintura porque los (pocos) desconchones que tiene le dan aún más valor:

Sólo quedaba el detalle de cómo sujetarlo a la mesa, porque no tiene ni un solo saliente donde encajar la pinza.

La solución era hacerle una base que fuese capaz de aguantar el peso y el movimiento del flexo.

Por suerte tengo a mi padre, que hace magia con la madera. Le conté lo que quería y  me trajo esta obra de arte, con el precioso detalle de los bordes y la flor de agua tallados a mano:

flexo-brazo-articulado-reciclado-lampara-mesa

Su tamaño y forma lo determinó el largo del brazo de la lámpara (97 cm.) y su medio kilo de peso:

Esto le obligó a preparar una pieza rectangular de madera de cerezo de 40 cm. de longitud, 25 cm. de ancho y 4,5 cm. de grosor:

En total unos 2,5 kilos de lámpara que por suerte sólo hay que deslizar sobre la mesa, porque si tuviésemos que acarrearla acabaríamos deslomados y/o decapitados con ese brazo loco y asesino.

Porque para que gire con facilidad, mi padre hizo un agujero en la madera e introdujo un rodamiento de 10 mm., sobre el que dicho brazo se mueve en cualquier dirección empujándolo sólo con un dedo:

 

Y no sólo eso, sino que además puso una arandela de metal en la parte superior para que la madera no se desgaste con el roce:

En fin, un montón de detalles que aseguran que este reciclaje durará muchos años. Me gusta porque además de recuperar un objeto con historia, #laniña va a tener un recuerdo de su padre y de su abuelo para toda la vida. Supongo que será cosa de la edad, pero yo esas cosas las valoro cada vez más.

La única preocupación de mi padre era si la base era demasiado grande y estorbaba, pero al final le hemos dado una doble utilidad poniéndole encima el bote de los lápices (tallado a mano por él también):

flexo-brazo-articulado-reciclado-lampara-mesa


¿Qué te parece cómo ha quedado? ¿Tuviste o tienes uno como este?

Te adelanto que esta no es la única colaboración que hemos hecho mi padre y yo relacionada con los flexos. En breve te enseñaré cómo reciclamos el mío y lo convertimos en… (mejor lo ves por tí mismo/a, que una imagen vale más que mil palabras).

 

¡Se muy feliz y disfruta del sol!

(Blanca, te dejo las llaves debajo del felpudo)

 

 

 

Estanterías con alma

Estantería montañas

Cuando en otras ocasiones hemos hablado sobre estanterías en este blog, lo hemos hecho para comentaros las ventajas de utilizar cajas para organizar el espacio. Sin embargo, hoy vamos a dedicar esta publicación para hablar de estanterías de pared. Del mismo modo que las cajas de madera, todas ellas están fabricadas en talleres que dan empleo a personas en riesgo de exclusión social, a partir de madera de palés reciclados.

 

Estantería rinconesMedidas: 40 cm, 20 cm

Estantería rincones

 

Estanterías Montañas: Medidas: 40 cm (hasta el pico más alto), 14 cm de profudidad, 90 cm de largo.

 

Estantería montañas

 

Estantería simple: Las medidas son 21 cm de ancho, 60 cm de largo y la cuerda mide 50 cm.

estantería simple

Estantería triple: Medidas: 21 cm ancho, 60 cm largo. Entre balda y balda hay 30 cm.

estantería triple

 

Si notas que no tienes espacio y necesitas estanterías piensa en estas cuatro baldas y así serás un poco más sostenible y social.

Nuestro artículo sobre innovación y reciclaje en Diario Responsable

innovación y reciclaje

Estamos muy contentos porque Diario Responsable ha publicado nuestro artículo Innovación y ciudadanía a favor del reciclaje:

Cuando hablamos de innovación y la relacionamos con la sostenibilidad, intentamos poner el acento en todo lo que se puede mejorar respecto al reciclaje, ecodiseño y disminución de residuos.

Eco-innovación o Innovación ecológica es el desarrollo de productos y procesos que contribuyen a la sostenibilidad, aplicando conocimientos y estrategias comerciales para generar mejoras ecológicas directa e indirectamente. (Fte: Wikipedia)

Es un hecho que España está haciendo un gran esfuerzo en lo que a reciclaje de envases, vidrio, plástico y papel se refiere, ya que hay unas entidades detrás, como son ecoembes o ecovidrio, que alientan, supervisan y controlan todo un proceso de concienciación y de reciclaje en sí mismo. Pero es que, además de estas entidades, existen otros SIG (Sistemas Integrales de Gestión) que supervisan todo el proceso de transporte, el tratamiento, la reutilización y/o el reciclaje de muchos objetos como son las bombillas, las pilas, los productos sanitarios, electrodomésticos, etc. Estos SIG no son tan conocidos pero su labor es imprescindible para conseguir el objetivo de reciclaje obligatorio del 70% de los residuos urbanos de aquí a 2030, que fijó La Comisión Europea a finales de octubre de 2016.

Ante la perspectiva de esta decisión de la Comisión Europea, los fabricantes, tienen la responsabilidad de utilizar criterios de ecodiseño en la fabricación de sus productos y asumir una correcta gestión ambiental previendo el final de la vida útil de estos aparatos. Tienen la misión de mejorar a través de inversiones en I+D+i, tanto a nivel de prevención como de investigación de materiales y de eliminación de residuos.

Los ciudadanos españoles, por su parte, tenemos una responsabilidad al respecto. No podemos dejar todo en manos de entidades públicas esperando llegar al objetivo fijado por la Unión Europea sin un esfuerzo por nuestra parte.

Como consumidores podemos colaborar eligiendo, por ejemplo, aparatos con la etiqueta de eficiencia energética europea más alta. Debemos, igualmente, seguir realizando una separación de residuos inteligente y minuciosa tanto de lo que ya se está haciendo, como es el plástico, papel y cartón, como del aceite usado, las pilas o los aparatos electrónicos. Tendremos que salvar la pereza que nos puede dar acudir a un punto limpio de nuestra ciudad para poder llevar estos objetos y concienciar a nuestros hijos de que eso es lo correcto.

Educar en el ejemplo es otro de nuestros retos como ciudadanos, porque el objetivo se ha fijado hasta 2030 y tenemos que conseguir que los pobladores de la tierra que están por venir sean mejores que nosotros a este respecto. Las generaciones que vienen tienen en sus manos la obligación de conseguir un mundo mejor para ellos y para los habitantes futuros del planeta.

En este sentido, la puesta en marcha de políticas de comunicación y educación ambiental es fundamental.

Aunque, por suerte el consumidor se está concienciando y exige a las empresas un liderazgo claro para hacer sostenible el actual sistema de consumo. Juntos podemos conseguirlo.

 

 

 

 

 

Cómo desmontar una caja de fruta para hacer un portafotos

portafotos-diy-caja-fruta-reciclada-16-min

Aprovechando que este mes se celebra el Día del Padre, te traigo un DIY para un regalo inolvidable: un portafotos hecho con tus propias manos, reciclando una caja de fruta:

La semana pasada te contaba (aquí) que estoy con los preparativos de la Primera Comunión de #laniña. Intento no complicarme la vida, pero a la vez tengo a Pica súper emocionada intentando hacer todas las cosas DIY que hay en Pinterest. La bipolaridad típica de las crafters, me temo.

El #esposo y mi madre, que me conocen y temen a partes iguales, me dicen que lo deje en manos de profesionales y disfrute (el #esposo) y que me centre y busque de una vez un vestido y unos zapatos (mi madre).

Este portafotos es alguna de las cosas que estoy probando para dar un recuerdo a la familia. Es fácil, los materiales son baratos y contra todo pronóstico he conseguido cortar con el serrucho sin amputarme ningún miembro (y sin cargarme la mesa de la cocina, que si mi santo varón se entera que me he puesto allí le da un telele).

El resultado me encanta porque es muy Pica Pecosa, pero no estoy segura de que acabaré dándolo ese día porque quizás queda demasiado rústico (traduciendo de forma suave lo que me dijo al respecto mi madre por teléfono).

Vamos, que experimentos en casa y con gaseosa.

Pero eso no quita para que sea un detalle bonito y con el valor añadido de haberlo hecho con tus propias manos.

 

MATERIALES QUE NECESITARÁS:

1 caja de fruta de madera. De donde saldrán las tablillas de la base y los esquineros del soporte.

1 trozo de cartón grueso y otro fino. Sobre el primero irá pegada la foto y sobre el segundo las tablillas. Reciclados de un embalaje y de una caja de cereales, respectivamente.

2 esquineros de la caja. Para hacer la pata o el soporte del portafotos.

Cinta de carrocero. Para cubrir el borde del cartón.

Pintura. Para pintar las tablillas y el cartón.

Cola blanca. Para pegar todos los elementos.

Papel de seda, de regalo o de embalar. Para cubrir el cartón sobre el que van pegadas las tablillas.

Alicates y serrucho. Para quitar las grapas que sujetan las tablillas y los esquineros y serrarlos, respectivamente.

 

HACER EL PORTAFOTOS (10 PASOS):

# Paso 1. Desmonta la caja quitando las grapas que sujetan las tablillas y los esquineros, con los alicates:

 

# Paso 2. Corta las tablillas con el serrucho, a la medida que hayas escogido. Yo quería una base de 18×23 cm., así que una de ellas he tenido que cortarla de sólo 1 cm. de ancho.

Un truqui para cortarlas más cómodamente y de forma segura: en lugar de hacerlo por separado, colócalas una encima de otra, haz una marca con un lápiz y siérralas todas juntas:

# Paso 3. Corta un rectángulo en el cartón de la caja de cereales, 1 cm. menos por cada lado de lo que miden las tablillas (el mío es de 16×21 cm.) y pégalo con la cola a la parte trasera para hacer la base.

Para que no se vea el cartón, tápalo con papel de seda, de regalo o de embalar:

# Paso 4. Píntala con el color que hayas elegido. Yo utilicé chalk paint, concretamente el Crema que me sobró de la estantería de la habitación de #laniña (aquí):

# Paso 5. Sierra los dos esquineros que harán de soporte a la medida elegida (yo les puse 2 cm. menos del ancho de la base, así que miden 16 cm. de largo) y píntalos en el mismo color que la base:

# Paso 6. Una vez secos, pégalos con la cola como ves en la foto para que hagan una pata o un soporte estable. Sujétalos con cinta de carrocero para ayudar:

Tengo que decir que esta parte no me gusta cómo queda, pero es lo único que he podido conseguir con las herramientas de que dispongo y el manejo del serrucho que tengo.

Según cómo los pegues a la base, el portafotos queda o demasiado recto o demasiado echado hacia atrás.

Para conseguir un término medio de inclinación necesitaría hacerles otro corte para transformar estos dos ángulos rectos en uno de 45 grados o así, pero ya te digo que por mí misma no puedo conseguirlo.

 

# Paso 7. Recorta un rectángulo en el cartón grueso, donde irá pegada la foto. El tamaño dependerá de lo que quieras que sobresalga de ella.

Mi foto mide 10×15 cm. y el cartón lo corté de 12×17 cm.:

# Paso 8. Cubre los bordes con la cinta de carrocero para que no se vea el canutillo del interior, como ya te enseñé con la bandeja del disfraz de pastelero (aquí):

# Paso 9. Píntalo o cúbrelo con una tela, tanto el frente como los lados. Este lo pinté con chalk paint Swinging Rose de Fleur Paint:, y al final del post te enseño otro forrado con tela:

# Paso 10 (y último). Pega todos los elementos entre sí: la foto al cartón, este a la base de tablillas y el soporte en la trasera:

Así es cómo quedará tu portafotos, original, reciclado y hecho a mano:

Este es otro que he hecho forrando el cartón que sujeta la foto con tela (la misma de la lámpara que hice para la habitación de #laniña (aquí)).

El color verde lo fabriqué mezclando dos cucharadas de chalk paint Blanco Antiguo con una de Verde Salvia (el mismo de las patas de la estantería (aquí)):

Otra ventaja que tiene hacer propio portafotos es que puedes combinar los colores con los de la foto que irá pegada, lo que hará que destaque y que el resultado sea aún más bonito.

¿Te ha parecido un DIY difícil de hacer? ¿Se te ocurre otro material que podría reciclarse para hacerlo?

Me despido hasta el mes que viene deseándote que pases un feliz día y dándole una vez más las gracias a Blanca por invitarme a su casa.

 

 

 

(Blanca, te dejo las llaves debajo del felpudo)